Thursday, December 20, 2007

EL DR OSCAR ELIAS BISCET EN LA ONU

Visualizemos este momento en nuestra mente. Ya Cuba es una Republica Democratica, la democracia mas nueva del mundo, y el Dr. Oscar Elias Biscet, su presidente se dirige a las Naciones Unidas para su primer discurso al mundo.




Señor. Secretario General, Señor. Presidente, distinguidos delegados, damas y caballeros. Me gustaría agradecerles por el privilegio de hablar a esta Asamblea General.



Mi nombre es Oscar Elías Biscet y hoy orgullosamente me dirijo a ustedes como ciudadano de la más nueva democracia del mundo, la Republica de Cuba. Desafortunadamente no estoy aquí para recibir aplausos ni felicitaciones. Estoy aquí para presentar un informe a nombre del pueblo cubano, sobre como este organismo ha fracasado en actuar acorde a la carta y espíritu de su mandato.

Por mas de 49 años mi país ha sido gobernando por un dictador no electo, quien sustituyo a otro dictador no electo. Durante la mayor parte de ese tiempo el Tirano Fidel Castro recibió la ayuda y el apoyo de lo que era entonces la Unión Soviética, en un mundo que estaba polarizado por la Guerra Fría.

Cuando el Muro de Berlín y la Cortina de Hierro cayeron mis compatriotas y yo estábamos seguros de que el fin también se acercaba para el asesino régimen de Castro. Esperamos pacientemente que el mundo reconociera que Cuba no era diferente a Polonia, Checoslovaquia, o a cualquier otro país comunista. Que los cubanos también ansiábamos vivir en libertad y democracia.

Esperamos que este organismo actuara y denunciara las condiciones intolerables que los hermanos Castro nos condenaron a vivir. Pero no solo esperamos por la ayuda externa. A pesar de las dificultades y los muchos obstáculos en nuestro camino organizamos movimientos opositores. Por nuestro accionar, muchos de nosotros fuimos enviados a deplorables condiciones en el presidio político, donde una vez más esperamos que el mundo reconociera nuestra precaria situación.

Mi crimen contra Fidel Castro fue que tuve la audacia de denunciar los crímenes de derechos humanos cometidos por su régimen totalitario en Cuba. Por eso serví 10 de mis últimos anos de prisión en lo que solo puede ser descrito como un GULAG Caribeño. Pero hubieron factores agravantes a mi afronta. Como soy negro y también medico, fui culpado del crimen de desagradecimiento a la Revolución con la cual se suponía debería estar endeudado. Esta fue una ofensa imperdonable porque contradecía el discurso oficial, ante el cual tantos en este organismo estaban dispuestos a creer a pesar de la montaña de evidencia en contra. Hace 20 anos mi compatriota Armando Valladares vino a este mismo organismo y compartió su experiencia en presidio por 22 anos. Explico como los hermanos Castro cínicamente manipularon a gobiernos extranjeros y gobernaron a través de la intimidación y el terror. Aun así, la Asamblea Nacional fallo en actuar decisivamente en defensa del pueblo cubano.

Pero este organismo no es solo culpable de inacción cuando fue confrontado con crímenes horribles. Sino que es más triste que eso. Como medico siempre trate de vivir acorde al principio de “no hacer daño, de hacer el bien” pero este organismo no pudo siquiera ser guiado por esos premisas básicas. Por el contrario, le permitió a los criminales que desgobernaban mi patria por medio siglo ser parte de la Comisión. Increíblemente el régimen de Castro fue premiado por abusos a los derechos humanos con una silla en el Consejo de Seguridad para Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Además de culpar a este organismo por sus acciones y omisiones, estoy aquí para hacer rendir cuentas a los miembros individuales por sus culpas. Democracias como España, Canadá, el Reino Unido y Francia son responsables por darle vida a un régimen a punto del colapso, permitiendo que corporaciones hicieran negocios en Cuba sin siquiera garantizar los mas mínimos Standard de tratamiento para los trabajadores cubanos. Los cubanos fueron alquilados a corporaciones extranjeras en una forma disfrazada de servidumbre. Esas corporaciones también se hicieron socios del régimen cubano en contribuir a perpetuar el repudiable sistema de Apartheid. Adicionalmente muchos de estos intereses extranjeros traficaron propiedad robada en contra de las normas del comercio internacional. La lista de culpables es muy larga para ser citada aquí, pero Sol Meliá, Sherritt International y Bouygues son solo algunas de las compañías que colaboraron con el régimen cubano y contra el pueblo de Cuba.

Debo también tomar un momento para hablar de los medios de prensa internacionales. Como todos sabemos la prensa libre y robusta es vital para proteger los derechos humanos, preservar la democracia y exponer los abusos de poder. Por eso es que es tan desconcertante notar que los medios de prensa internacionales ignoraran lo que le estaba pasando al pueblo de Cuba. Específicamente agencias como la Associated Press, la BBC, ABC News, Reuters, el Chicago Tribune y otras se auto censuraban y se permitían ser censuradas con tal de mantener acceso a Cuba. Uno hubiera pensado que estos medios de prensa habían aprendido las lecciones cuando escucharon a los ejecutivos de CNN embarazosamente confesar que aunque sabían sobre los abusos a los Derechos Humanos en la Era de Sadam Husseim en Irak no habian reportaron dichas violaciones. De la misma manera la prensa internacional le fallo a los cubanos.

El objetivo de mi país al presentar este informe no es el de incomodar a los miembros de este organismo, aunque dicha incomodidad no sea inmerecida. No, nuestro objetivo el de aclarar las cosas para que las futuras generaciones no cometan los mismos errores de aquellos países que plagaron este organismo con respeto al régimen cubano por casi 50 años.

Para completar este informe, debo reconocer a nombre del pueblo cubano a los países y entidades que tomaron el camino mas rocoso y se solidarizaron con el pueblo cubano. Estos incluyen antiguos miembros del Bloque soviético como Checoslovaquia y Polonia. Adicionalmente debemos reconocer el trabajo de organizaciones no gubernamentales que trataron de darle prioridad a las pésimas condiciones del pueblo cubano. Fuéramos negligentes sino reconocemos el esfuerzo y las lagrimas del pueblo cubano que en muchas ocasiones tuvo que abandonar su patria pero nunca abandono la esperanza de una Cuba libre. Para todos esos solo tengo 5 palabras que decirles:

¡Viva Cuba Libre y Democrática!

Fuente:
Henry Gomez
Babalu Blog
http://www.babalublog.com
Traducción Rapida y sin mucha revisión
El Compañero

3 comments:

Henry Gomez said...

Gracias por la traduccion. Para aclarar, lo de CNN fue que confesaron que aunque sabian de los abusos no los reportaban, y por eso tuvieron que pedir disculpas.

El Compañero said...

Saludos Henry, aprovecho para felicitarte por esa iniciativa brillante del discurso de Biscet. Ya arreglé la oracion relacionada a la CNN.

Con gusto les ofrezco, si desean, publicar la traducción en Babalu Blog.

Henry Gomez said...

Hice un enlace en babalu para que los lectores lo pudieran leer aqui.