Tuesday, December 29, 2009

COMUNISMO: HISTORIA DE UNA ILUSION

Parte I: La Revolución



Parte II: El Imperio de Stalin



Parte III: El Colapso



Fuentes: Canal de la Historia, Cine Cuba y Megavideo

3 comments:

Inés de Cuevas said...

Queridos amigos, en: http://inesdecuevas.blogspot.com
les he dejado mi mensaje de Año Nuevo.

Os quiero infinitamente.

Un buen abrazo y un beso grandote.

Inés de Cuevas.

Ruta Veintyseis said...

No es la politica a mi entender la que hace el mal a los pueblos, son los que administran las politicas.
Los Estados Unidos al igual que sus antesesores los ingleses siempre miraron a su pais como su casa y an tratado mas de mantenerla limpia, muchos otros an sido los que an usado las doctrinas politicas para saquear a los pueblos, creo que ese a sido el caso del comunismo, nunca a existido el verdadero comunismo y la democracia siempre a sido violada por los ladrones que entran al poder a destruir todo lo que sea humanamente digno : Ranulfo Ramirez

El Compañero said...

Creo que te refieres a la democracia del Macondo Latino Americano, donde llega al poder un caudillo de turno y cambia las leyes para perpetuarse en el poder. En nuestro hemisferio desafortunadamente aun existe la cultura de seguir hombres y no leyes y hasta que ello no sea revertido por una nueva mentalidad y una nueva generación las cosas continuaran de la misma forma que han sido desde la era de la post – independencia. Sobre la vieja historia del comunismo de pipa, pienso que nunca existirá porque es contrario a la naturaleza humana. La sociedad que Marx presenta será según su autor una donde no existan conflictos ni instituciones para canalizarlos, lo cual pronostica de antemano una sociedad totalitaria donde queda abolida la discrepancia. Según Marx los conflictos son todos de clase sin analizar aspectos culturales, idiosincrásicos de los seres humanos.

Sobre la democracia, me refiero a Winston Churchill cuando expresó: “La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás.”

Saludos cordiales,

El Compañero