Friday, July 10, 2009

Falleció Manolo Capó

El fundador de 'El Dorado Furniture' Manolo Capó, un triunfador cubano, un ejemplo para los cubanos de la diaspora global ha fallecido en la ciudad de Miami. Mis respetos y condolencia a su familia.

Falleció Manolo Capó, fundador y cabeza de El Dorado Furniture
Por JUAN CARLOS CHAVEZ
jcchavez@elnuevoherald.com

Manuel "Manolo'' Capó, fundador de El Dorado Furniture, una de las empresas emblemáticas del triunfo de los exiliados cubanos en Estados Unidos, falleció el viernes en Miami, víctima de complicaciones cardiorespitarorias, según fuentes cercanas a la familia. Tenía 83 años.

"Era extremadamente activo, decidido, que no dejaba nada para el día siguiente'', dijo su hijo Luis, uno de los principales ejecutivos de El Dorado Furniture. "Toda esa visión y facilidad que tenía para resolver problemas y situaciones fue producto de su aprendizaje en la universidad de la calle. Nunca lo vi acobardarse''.

Capó, un orgulloso pinareño, construyó a fuerza de trabajo y olfato empresarial una de las compañías de muebles más importantes de Cuba hasta 1959. Luego, repitió el mismo logro en este país. Tuvo siete hijos con su esposa Aida, con quien estuvo casado más de seis décadas. La participación de sus herederos en el negocio familiar era motivo de orgullo para él.

"Ellos son un ejemplo para nuestros empleados'', dijo en una entrevista con The Miami Herald en el 2003.

La tienda lleva el nombre como homenaje al pequeño velero en el que Capó y sus hijos Luis y Carlos atravesaron el Estrecho de la Florida huyendo del castrismo. La embarcación alcanzó las costas de Cozumel, en México, el 18 de octubre de 1966. Un mes después lograban establecerse en Miami. Luego se les uniría Aida y los demás hijos.

Hombre de escasos estudios pero dueño de un gran olfato empresarial y una invencible voluntad, fue recordado por sus familiares como un padre honesto y comprometido con los suyos, que nunca dejó de sentirse seguro de sí mismo.

"Su muerte es una gran pérdida para el exilio cubano americano y para todos nosotros que soñamos con el día de ver a una Cuba libre de la tiranía de los hermanos Castro'', sostuvo el viernes la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen. "Quiero enviarle mis más sentidas condolencias a su esposa e hijos en este momento tan triste de sus vidas''.

Luchador, caritativo y poseedor de una personalidad que no se amilanaba ante las dificultades, Capó llevó a su empresa a lo que es hoy en día: una corporación con 11 sucursales en el sur de la Florida, una plantilla de 1,000 empleados y una facturación anual de $150 millones.

"Era una persona orgullosa de sus raíces y un hombre agradecido con esta nación. Debido a su ejemplo y perseverancia, muchas personas tienen un sentido positivo de la vida'', dijo Jorge Plasencia, presidente y fundador de Amigos for Kids, una organización de asistencia infantil a la que Capó ayudó incansablemente en vida.

Plasencia recordó que Capó puso a disposición de su organización un almacén de su misma tienda para que todos los años, y sobre todo en época navideña, se recolectarán juguetes para los niños y menores necesitados.

"Tenía un corazón muy grande y sin límites'', agregó.

El padre de Capó, Simón, fue quien comenzó el negocio de muebles en su natal Pinar del Río, en los años 30. Por aquel entonces, la inauguración de la primera mueblería fue discreta y el local quedó bautizado como Casa Capó. Con los años, pasaría a convertirse en una de las tres mueblerías más importantes de la isla.

En Estados Unidos, la saga empresarial de la familia comenzó en la década de 1960 con la apertura de una nueva Casa Capó, todavía abierta, en la Calle Ocho y la avenida 9 del suroeste, bajo la iniciativa de José Antonio, el hermano mayor de Capó.

Al llegar de Cuba, Capó trabajó con José Antonio hasta que en 1967 se independizó. El Dorado comenzó a brillar.

"Siete meses después de llegar a Estados Unidos, mi padre inauguraba su propia mueblería en el local de la Calle Ocho y la avenida 24'', agregó otro de sus hijos, Pedro Angel. "Su empuje y liderazgo fue decisivo en el éxito familiar''.

Los servicios fúnebres se realizarán este domingo, a partir de las 3 p.m., en la Funeraria Caballero Rivero Woodlawn, en la avenida 82 y la calle 40 del suroeste. El lunes a las 10:30 a.m. se celebrará una misa en su memoria en la Iglesia St. Michael, en el 2987 oeste de la calle Flagler. De allí saldrá al mediodía el cortejo fúnebre para darle sepultura en el cementerio Woodlawn, en la Calle Ocho y la avenida 32 del suroeste.

1 comment:

zeida said...

Un gran hombre y buen amigo. Siempre lo recordare con carino.
Zeida Pando Edwards